jueves, 17 de julio de 2008

la noria en vigo

Ya tenemos ocasión de expandir nuestras maravillas por el mundo. Con una pequeña subvención de la concejalía de turno podríamos enviar al director del Hotel Samil a debatir con Urdaci a la Noria sobre la honradez de Kiko Matamoros. Claro que si los datos que utiliza son los del Fallo de Vigo, que se hace eco de la exclusiva, puede verse en algún apuro.

Si alguien deja un pufo de 14.000 euros en un hotel en el mes de mayo, no se entiende muy bien que en el mes de julio ese mismo hotel le reciba a él y a otros sesenta invitados entre managers y boxeadores, para que le vuelva a dejar otro pufo de 8.000 euros. A no ser, claro, que se sea un lerdo completo. Vale que el tío te caiga mejor que la Karmele, pero de ahí a perdonarle 22.000 euros, pues no es lo mismo.

Por no mencionar que si estas sesenta habitaciones estaban reservadas para, entre otros, los boxeadores, cómo es posible que haya dejado pendiente de pagarles a éstos la estancia en la ciudad. Se supone que se lo ha dejado pendiente al hotel, no a los rapaces. A parte de que, por lo visto, sí han cobrado, según declara una persona más cercana a ellos y que sí da la cara.

Luego se quejarán de que están en crisis, los lerdos estos de empresarios de hostelería.

2 comentarios:

anxo vingador dijo...

karmele for ever

pablo gonzalez dijo...

que te calles, karmele.

la isla de los famosos la reveló como lo que es: una arpía insoportable.

viva la masculinidad incontenible de matamoros (si ya solo el apelllido)