miércoles, 14 de enero de 2009

el grado de empresariales

Hace ya tiempo que abandoné mis estudios universitarios. Por edad pertenezco a esa generación en la que tener un título era algo habitual, casi necesario. Ya saben, esa mentalidad que devaluó el caracter social de la formación, la "titulitis" y el auge de los "másters" y todas esas zarandajas. Si hubiera nacido treinta años antes sería un ignorante con dos pisos y mucho cansancio y mucho rencor sobre los hombros, así que tampoco me quejo.

Este tontería viene a cuento porque hoy, tres de los medios escritos locales que recogen el tema de la transformación de la carrera de Empresariales a grado se encuentra uno un buen ejemplo de grosera manipulación.

En la Voz de Galicia, se muestran tan explicativos como suelen serlo. Sin más vueltas, responden a la pregunta de por qué Coruña puede realizar dicha transformación, mientras que Vigo no puede. El rector vigués Gago decide que Empresariales y Dirección y Administración de Empresas son la misma cosa, por lo que no gestiona la solicitud correspondiente. Esta decisión es vendida por el viguista Fallo con un simpático "A Coruña 1, Vigo 0". Esta chorrada, al leer el contenido, ser revela, en todo caso, como un gol en propia puerta, puesto que repite la misma información que sus colegas. Además, incluye un apartado donde se muestra el apoyo de todas las fuerzas políticas a esta transformación.

Por su parte, el Atlántico Diario recoge la ausencia de voluntad del rector vigués como una interpretación de la ley, que los coruñeses parecían conocer, y hace recaer toda la responsabilidad en la Xunta, y no en la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (Aneca) o en el Consejo de Coordinación Universitaria o en el Espacio Europeo de Educación Superior. Directamente cosa de la Xunta, dejando la voluntad de Gago en solicitar a Coruña que aplace un año el comienzo de su nuevo grado para solucionarle la papeleta. La cosa no tendría mayor importancia si hubiese quedado ahí. La típica manipulación tonta de los redactores del Atlántico, cuyo respeto por la verdad es tanto como el de un conductor vigués por una parada de autobús.

Lo peor llega al final de la noticia en la que hacen notar el apoyo de Fejoó(2)009 a las inicitaivas de los estudiantes vigueses por mantener su titulación adaptada; y las declaraciones de la Porro, que nos recuerda el área de influencia, las culpas de Caballero y a los Vigueses Distinguidos. Por si esto no fuera ya el colmo, ignoran totalmente los apoyos de cualquier otro político que no sea del Pp, llegando a sumar a las intenciones electorales de éstos, las de otros colectivos, mediante el burdo truco de juntar dos frases mal compuestas de significados distintos, pero formas semejantes:
"También (Porro) destacó sus elevados índices de empleabilidad y las prácticas que realizan sus estudiantes en 400 empresas de Vigo. Por todo ello pide a la Xunta que no ’ningunee’ a Vigo y al alcalde que cumpla una moción aprobada por el pleno que exigía luchar por esta escuela.

Argumentos similares habían llevado a ofrecer su apoyo a la Confederación de Empresarios de Vigo, el Colegio de Economistas, el Colegio de Titulados Mercantiles, la asociación de Antiguos Alumnos (se creó hace unos meses y tiene ya unos 700 socios), o la red de directores de escuelas empresariales de España"




Los estudiantes ya saben a lo que se exponen

2 comentarios:

Anabel dijo...

Este continuo medirnos con otra ciudad me da la sensación de que es algo nuestro que no ocurre allí más atentos a sus intereses. No hace mucho eran unos fondos europeos para rehabilitaciones urbanas , en aquella ocasión tampoco era por favoritismo que La Coruña lo consiguiera y nosotros no , sino que ellos presentaron un proyecto que respondía a lo requerido y nosotros no.

pablo gonzalez dijo...

creo que terefieres al plan urban para teis. se comentó que el proyecto fue una chapuza impresentable, razón por la que no se concedió finalmente.

sería bueno que salieran más datos sobre la pasta que a cuenta de la crisis se está llevando Vigo.

un saludo