jueves, 13 de noviembre de 2008

gramática

No hay nada peor que un ignorante que se las quiere dar de listo. De ahí que casi me avergüence resaltar esta frase del Atlántico Diario. Recuerden, una frase con su sujeto, predicado, complemento directo, complementos circunstanciales (o así les llamaban en mi infancia escolar):
Los agentes de la Policía Local se ven obligados, cada año, a desplazarse hasta la academia de A Estrada para realizar las dos prácticas de tiro obligatorias que le exige la ley por carecer de una galería. Para solventarlo, ya están construyendo una propia.
Espero que realmente sea un error y los agentes de la policía local no se estén construyendo una propia. No porque no desee ver trabajar alguna vez a un guardia urbano, aunque sea poniendo ladrillos, sino por la metedura de pata que cometería yo.

2 comentarios:

ana pastor dijo...

Ahora entiendo porque hay tan pocos agentes de servicio.

pablo gonzalez dijo...

pañuelo en la cabeza, pico en la mano y a currar. no es la primera vez ni sera la ultima.