martes, 9 de septiembre de 2008

emprendedores vigueses

¿Qué es lo que hace falta para ganar dinero en Vigo y ser reconocido como un gran empresario?

Pues basicamente esperar a que algún compañero deje de pagar sus impuestos para comprar a precio tirado un chiringuito en medio del monte, cuatro chapas con puerta en la que guardar tu producto. No pagar impuestos, no invertir en seguridad ni en protección medio ambiental. Y, como colofón, puesto que estás en la ciudad emprendedora por antonomasia, repetir hasta la saciedad que todo esto no importa, que "creas trabajo".

Y, por supuesto, cuando inevitablemente pase alguna desgracia, echarle la culpa al gobierno.

3 comentarios:

Marcos Andion dijo...

Hola, Pablo: primero congratularme contigo por el feliz desenlace de la historia clínica de tu hijo, a la espera de que la "burrocracia" logre incrementar esa felicidad.
En cuanto al tema que planteas aquí con magnífica claridad, un apunte adicional: ¿te has fijado en que en cuanto asoman las crisis menudean los incendios en empresas, o se hunden barcos? No creo que sea pecar de suspicaz, pero para mí que lo de que se te incendie un almacén de electrodomésticos, en unos momentos en los que se retrae el consumo y nadie cambia la nevera, resulta una forma "ingeniosa" de convertir lo almacenado en dinero "líquido". O sea que lo que no se vende, se le "coloca" al seguro y, aunque no se recupere todo, algo de aquello pasa a convertirse en billetes de curso legal.
Además, con un oportuno incendio se logra una "reducción de plantilla" la mar de conveniente, sin tener que pasar por todo ese calvario de los despidos o la regulación negociada.
Tampoco quisiera parecer excesivamente suspicaz al preguntarme si es casualidad que sólo una empresa de las afectadas disponía de la preceptiva licencia de actividad. ¿Apuntarán adecuadamente los investigadores a las causas del incendio?

Raquel López dijo...

Para acceder a cualquier empleo, por básico que éste sea, hoy se nos pide un curricula de aquí te espero; para montar una empresa basta con que alguien te financie. Por eso la casta empresarial resulta tan ejemplarizante ella.

pablo gonzalez dijo...

estimado marcos: bastante tienen los pobres emprendedores con deshacerse de los tejados que impiden la declaración de ruína de sus inversiones. Desde luego, aciertas al hacer ver que en épocas de crisis florecen las "desgracias". No sé hasta qué punto una compañía aseguradora se hará cargo de una chapuza sin sistema antincendios ni licencia de actividad. En cualquier caso, creo que el interés en demoler rapidamente los restos es sospechosa.

Raquel, ¿pero qué esperabas? Uno piensa, otro pone el dinero y el tercero trabaja. Es la lucha de clases.