viernes, 29 de febrero de 2008

el debate pasado y futuro


Ya pasó el primero y ya sólo queda el segundo. En el primero, Zapatero ya llegó con mala cara, a pesar del supuesto descanso que se habían permitido ese día ambos candidatos. Rajoy llegó nervioso, como a sus oposiciones de procurador, e igual de brillante. Se la juega, así que lo mejor será que nadie le tosa. Y si el Zapatero se le pone tonto le saca una víctima y le pega una ostia con ellla. Voluntaria la gordita rubia del cuello levantado, por ejemplo.

A mí del debate lo que más me ha gustado lo encontré en la vigosfera. Primero, los de Fantastic Four, que supieron separar el grano de la paja con mucho ojo. Y unos días después, la Desesperada, que sigue tan bien informada como siempre, lo que nos alegra el día a los demás.

Por mi parte, sólo puedo reseñar detalles que ya han sido señalados antes en la misma blogosfera, con lo que ahorro ponerlos aquí. Ante el temor de lo que pueda pasar, considero una obligación el esperar que Zapatero salga mejor armado la próxima vez. En los debates del estado de la nación de estos cuatro años demostró que es mejor orador que Rajoy, que maneja mejor los datos, que es más atractivo para la cámara y que sabe arriesgarse lo suficiente a la hora de intentar ilusionar sin caer en el desprecio a la inteligencia de la que hace gala Rajoy con su ya mítica "niña del bonobús".

Por su parte, Rajoy no deja de ser un señor más canónigo que laico y sin las suficientes luces que le permitan moverse entre la extrema derecha que representa la política de su partido y el supuesto centrismo al que quiere atraer. El trasvase del Ebro, el nombre "matrimonio" para los homosexuales y su derecho a la adopción, el apoyo ciego a la política militar americana, la concreción del contrato para inmigrantes (¿europeos, sudamericanos o sólo africanos medio muertos encontrados en la playa?), la defensa de las "personas normales" que asistieron a la manifestación contra la libertad vigilada de De Juana Chaos, el insulto a los muertos de tráfico de su presidente de honor, y en general ese profundo desprecio que muestra hacia los ciudadanos con expresiones del tipo "utilizaré una metáfora que todo el mundo pueda entender", "las personas de bien", "celebraremos el día de la patria con más ganas este año por razones que todos ustedes conocen", etc. sólo conducen hacia un tipo que no tiene más política que aprovecharse de ella, que promete ley y orden como podía prometer lo contrario, que sólo desea mandar de una vez porque no entiende porqué no lo está haciendo ya. Que se pierde en su propio discurso porque es sólo la herramienta con la que volcar la urna hacia su lado. En definitiva, un tipo que es un político local con una capacidad de peloteo prodigiosa y con una facilidad para apropiarse del trabajo ajeno fuera de lo común.

Pd. esta imagen es como la de Esperanza del otro día. Si pones en el buscador de imágenes de google "zp+rajoy" te sale la bruja Avería.

2 comentarios:

ana pastor dijo...

Aunque coincide totalmente en tus analisis, tengo que decir que se "te nota la pluma", perdón quise decir "se te ve el plumero"

JoJosho dijo...

See Here or Here