viernes, 3 de julio de 2009

non o podo evitar

Duas páxinas na edición impresa lle dedica A Voz de Galicia á visita que lle fixo a Perly ás súas posesións portuarias. E, posto que temos criticado que non se fixeran cargo da roupa vestida pola ex-alcadesa noutras ocasións, desta vez adican unha páxina enteira ó tema
"(...) maquillaje impecable, unos pantalones ajustados y unas botas vaqueras de piel (...)"
Non é unha gran descripción, pero o detalle dos pantalóns axustados satisfán as miñas perversións particulares. Do resto do tema, debo de ser un pouco paleto, pero cousas como "Vaya a la planta ocho del Ayuntamiento y diga que viene de mi parte que allí lo ayudarán" sóame a nepotismo, favoritismo ou enchufe tradicional de toda a vida. Sobre todo tendo en conta que ela no Concello xa non pinta nada. E da visita, pois o de sempre que sae Perly na prensa:
"Estamos constantemente hablando de crisis y en un panorama como éste hay que pensar en las muchas familias que lo están pasando mal en este momento"
Por suposto, agora aliñado co compromiso firme da presidenta do porto de cumplila lei solicitando informes medioambientais ante de facer obras no porto. Todo un detalle para quen os permisos administrativos son papeleos inutis que estorban e non clarifican. E relevador o detalle de saber que temos unha presidenta a quen hai que explicar como funciona unha lonxa pesqueira. Iso sí, puxo toda a súa atención.


Na foto Porro explicando un chiste graciosísimo sobre negros ás traballadoras. Estas escachan da risa.

4 comentarios:

andresrguez dijo...

Aquí tenemos a Perly viguesicus, atravesando la plebe con su corona de laurel, demostrando que la plebe, la adora.

Galopin dijo...

He leído con atención las dos páginas que La Coz coruñesa, célula García Barbón, dedica al evento. El estilo literario, tipo evento social, le asegura a la arriba firmante ¿becaria? un puesto en el Hola sindudamente. La parte "tésnica" no debe ser su fuerte, ya que una ampliación del susodicho muelle en nada menos que ¡¡¡750 metros!!! debe dar para aparcar tres camiones, eso sí, bien juntitos.
Pero donde la chica demuestra su valía es en descripciones del tipo:"entre besos y abrazos e íntimos (¿!¡?) saludos, la gente aprovechaba la visita para protestar" Me imagino la inefable mezcla del Chanel nº 5 de la Sra. de Palmírez, con el más autentico de la faneca de la pescantina.
En cuanto a las "apariciones" de Nosa Señora do Porto en carne mortal a sus fieles, manifiesta:"apareceré cada poco tiempo" es decir, "cada dos o tres meses". No se aclara si tal medida de tiempo es fruto de la neurona de la Sra. de Palmírez, o cosecha propia de la periodista.ç
Pero todo ello, con ser enternecedor, queda eclipsado por la siguiente:"... y hasta se arriesgó (sic) a coger un pescado para comprobar su calidad". Aquí faltan datos, porque se supone que el riesgo va en función de si cogió un tiburón o bien un rapante de ración.
El final es apoteósico:"Es muy bonito el amanecer en el puerto ¿verdad?" Si, precioso Perly, sobre todo para las señoras que lo hacen cada día a partir de las cuatro de la mañana, invierno y verano, llueva o haga calor.
Lo dicho, nauseabundo.

pablo gonzalez dijo...

la perly da para ese artículo y para muchísimo más. Por lo menos para un teleserie para ella solita del tipo "Las Chicas de Oro" o "Hanna Montana" (emisión exclusiva en TeleVigo).

Respecto a la autora del "publi-reportaje", tampoco creo justo matar al mensajero, pero si te interesa saber más, en http://www.linkedin.com/pub/marina-chiavegatto/6/9b2/2ab

Galopin dijo...

Gracias Sr. González por la aclaración. Lejos de mí la idea de matar a alguien, incluso un mensajero, pero tener un Máster en La Voz de Galicia, donde por cierto tengo y tuve algún buen amigo, no justifica el estilo.
Un saludo