martes, 30 de diciembre de 2008

repaso

Los fines de año suelen ser pobres en cuanto a noticias locales. Siempre hay en el mundo quien suelte un pepinazo a destiempo o decida alguna putada que nos afecte a casi todos, pero en Vigo, no. Aquí preferimos las cosas calmadas, tranquilas hasta que los niños vuelvan al cole, no vaya a ser que oigan algo que no deben.

La cosa del botellón es buen ejemplo. Los jóvenes redactores de La Voz deciden que es un rollo que los mayores se quieran ir a la cama temprano y te hacen un artículo de mucho chiste. O eso o es que algún responsable se ha cogido unos días y han aprovechado para echarse unas risas a costa del pobre Calviño. Uno puede entender que a señores de cierta edad les resulte de lo más lógico el ponerse a conducir cuando se padecen mareos, que con parar el coche en doble fila está arreglado. Pero protestar porque esté prohibido hacer el cafre en la calle a altas horas de la noche, aunque sólo se haya bebido una Coca-Cola, pues no parece que sea propio de personas con un mínimo nivel intelectual.

Incluso los muchachos del Atlántico son más ingeniosos (no se pierdan el pie de foto de Calviño) y se acuerdan de la Plaza de la Estrella al tratar el tema del botellón. Y mira que al Atlántico le cuesta ser ingenioso de tanto afilar los lápices. Por ejemplo al parecerle extraño que una propuesta en el Concello sea respondida por dos personas diferentes, Corina Porro y Figueroa, por ejemplo, o la Méndez y el Olveira. Porque si lo que les llama la atención es la falta de apoyo a personas de mucho mérito por tanto sufrir, podrían tener siempre el mismo rasero, y no como los del Pp.

2 comentarios:

Anabel dijo...

De opereta califica La Voz estos últimos días del Concello.

pablo gonzalez dijo...

los bialcaldes se sienten sobrados y sus ediles, con levantarse por la mañana, se creen que ya han cumplido.